domingo, 10 de agosto de 2014

Pan blanco (el pan de papá)





         Lo de la cocina en mi casa siempre fue una afición compartida, aunque por lo general siempre fue  mi madre la que cocinaba en casa, mi padre cuando tenia tiempo le dedicaba un ratin... recuerdo con mucho cariño aquellos domingos siendo bien pequeñita en que hacíamos pizza con papi, era todo un ritual, bajábamos a la panadería a comprar levadura y nos poníamos con papi a hacer la masa por la mañana para que reposara bien para la noche, a la hora de elaborar la pizza, como en casa eramos cuatro, cada uno ponía en su trozo los ingredientes que le gustaba, y luego la disfrutábamos juntos.

          Aunque la especialidad de papi, como ya os comente hace mucho tiempo es la lasaña (nadie la hace como él) desde que se retiro, se puso a probar de nuevo con los fogones, o mas bien con el horno, haciendo cosas muuuuy ricas.... y desde entonces en casa de mis papis ya no se compra el pan, se hace ejejeje...

         La entrada de hoy, la llamo el pan de papa pues tras probar varias recetas y leer varios libros de pan, esta es la que siempre realiza, aunque ahora perfecciono y usa masa madre jejejeje... pero os aseguro que está muuy rico y facilita para aquellos que no tengáis costumbre de hacer pan

Pan blanco:

Nota de papi:
 El pan requiere una cosa muy importante a la hora de hacerlo “paciencia” si tienes prisa por ir a algún sitio organiza los tiempos de levadura o déjalo para otro momento.

Ingredientes:
  • 500 gramos de harina panificable
  • 300 mililitros  de agua
  • 9 gramos de sal
  • 20 gramos de levadura


Elaboración:

         Tamizamos la harina en un bol de plástico o cristal y le añadimos la sal, mezclamos y vamos incorporando el agua poco a poco amasándolo, pero sin echar todo el agua ya que combiene ir añadiendo mas si nos lo pide la masa. Es recomendable hacer la mezcla con  una sola mano y dejar la otra limpia por si tenemos que manejarnos por la cocina.

         Cuando tengamos una masa mas o menos ligada dejamos descansar unos diez minutos, pasado este tiempo sacamos la masa del bol para trabajarla encima de la meseta o tabla de madera, espolvoreamos con harina la zona donde vamos a amasar y luego vamos estirando la masa y doblándola sobre si misma sin romperla, hacemos esto durante unos cinco minutos y luego descansamos otros cinco, repetimos unas dos o tres veces según nos pida la masa, eso lo notaremos pues queda fina y al estirarla se pliega a su sitio.

          Una vez hecho esto cogemos la masa la estiramos y añadimos la levadura desmenuzándola sobre la masa le añadimos un poco de agua con las mismas manos y amasamos una ultima vez, luego ponemos la misma en un bol enharinado tapamos con un paño húmedo y dejamos que doble su volumen 1hora aprox, pasado este tiempo sacamos con cuidado la masa y la amasamos un poco con suavidad dos o tres vueltas nada mas para eliminar parte del gas, si vamos a hacer un panchón lo volvemos al bol, en caso contrario cortamos y pesamos la masa en las medidas que mejor se adecúe al consumo y le damos la forma de barra o bollo. 

        Dejamos reposar hasta que doble su tamaño y ponemos el horno al máximo con un recipiente de agua que proporcione vapor, para que el pan no se seque demasiado rapido, este recipiente lo mantendremos durante los 20 primeros minutos dentro del horno, es conveniente pulverizar las paredes del mismo para producir mas vapor, metemos el pan en el horno a 200º c, durante unos 40 o 50 minutos ( depende del tipo de horno) procurando no  abrir el horno sin necesidad para evitar la perdida de calor, cuando veamos que ya tiene el color adecuado cogemos con cuidado de no quemarnos el pan y dándole unos golpecitos en la parte inferior debería sonar a hueco, si estuviera poco hecho le daríamos la vuelta y dejaremos un poco mas, si se dispone de una piedra de hornear conviene dejarla calentar muy bien para que el pan se haga.

       Una vez que este bien horneado, lo ponemos en una rendija de horno y lo dejamos enfriar en una meseta o mesa.

1 comentario:

  1. Que gusto da de leer las entradas que estan llenas de recuerdos de la infancia, me encantan, como me ha encantado este rico pan de papa que tiene un corte perfecto y una miga divina. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar