miércoles, 29 de septiembre de 2010

Rosquillas de Anís de güelita Carmen



          Siento no haber estado disponible estos dias!!! pero mucho trabajo, pocas horas libres y demasiado cansancio....

        Hoy quiero compartir con vosotros unas de esas recetas que van pasando de generacion en generacion. Esta receta era de mi abula materna, Carmen, que puedo decir que era la mujer con mas paciencia y mas dedicacion a todo lo que hacia que conoci en la vida. Siempre fue muy meticulosa y con esa paciencia y tranquilidad que le caracterizaba hacia unas rosquillas.... perfectas!!!!

       La receta paso a mi madre, y aunque tiene menos paciencia en hacer todas las rosquillas perfectamente iguales, siempre hizo mucha cantidad (duplicaba la receta), pues en casa las rosquillas vuelan!!!!!..... Eso si, mi madre tiene una cruzada contra ellas, segun ella nunca saben a anis.... aunque a los demas nos parezca que si.... y nunca se lo discutas!!!!!

        Ahora estoy yo, tomando relevo, siempre me encanto ayudar a mi madre cuando las hacia, amasando o enroscando las rosquillas.... y aun mas saboreandolas!!!! porque siempre me encantaron!!!!!....Siempre reconoci que yo soy muy practica cocinando y no tengo la suficientemente paciencia para hacer las cosas con tanta calma como tenia mi abuela..... como decimos por aqui...... tengo mas nerviu!!!!!! asi que no son todas iguales, ni con la forma perfecta...  pero eso si..... tan ricas como siempre!!!!!!


Rosquillas de Anís de güelita Carmen

Ingredientes:
  • 2 huevos
  • 4 cascaras de aceite
  • 4 cascaras de agua
  • 4 cascaras de anis
  • 1 sobre de levadura
  • 8 cucharadas de azúcar
  • La harina necesaria (mas o menos un paquete)
  • una pizca de sal
Elaboración:
          Se echa en una fuente los dos huevos, el aceite, el agua, el anís, la levadura, una pizca de sal y las 8 cucharadas de azúcar y lo batimos todo bien.

          Le vamos agregando harina hasta que la masa no se pegue a las manos.

          Hacer rollitos a partir de pequeñas bolitas de masa, cruzando las puntas para dar la característica forma de las rosquillas.

          A continuacion, las freimos en aceite muy caliente.... y las dejamos enfriar antes de servir.

4 comentarios:

  1. Estas son las joyas de la familia que no se pueden perder nunca.
    Hmm, tienen que estar deliciosas.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Éstas recetinas son las que me prestan a mí Pris... de las que van pasando de generación en generación... y son auténticos tesoros!, qué bien que conserves esa tradición, y que además lo hagas así de bien! te han quedado unas rosquillas de cine!!! qué ricas tenían que estar!!! Tu güelita estaría orgullosa de ver que la buena cocina la llevas en la sangre. Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  3. ufff que delicia, las hago seguro pero.... ¿qué medida es esa de las cáscaras?

    ResponderEliminar
  4. la medida de cascaras es por el huevo, una vez k los rompes tomas la media cascara como medida

    ResponderEliminar